…porque lo nuestro es pasar…

Blog sin objetivo alguno destinado a ser leído en ratos muertos por nómadas y exiliados de vocación que no saben "quoi faire dans la vie".

lunes, 29 de noviembre de 2010

EL TOUR DE LOS HIJOS DE EXU

Al más puro estilo Uñas Negras, pero con algo más de calidad musical, el taller de percusión afro-brasileño de Córdoba inició su Tour.

El grupo, aún sin nombre oficial, ha sido apodado por algunos como "Los Hijos de Eshú" (con ortografía argentina) o, en versiones más hard-core, como "Los Hijos de remil Eshús" y "Los Hijos de una camionada de Eshús".


Empezamos la "gira" el pasado jueves en el Hogar Infantil Casa Barrilete en Córdoba, el sábado continuamos en el centro Cafeto, un centro educativo y cultural para personas con y sin discapacidad en la localidad de Oncativo, y el 10 de Diciembre nos dirigiremos a un hospital mental.

¡A ver si aprenden los Uñas!
Ahí van algunas imágenes de la intervención en Cafeto:









video

domingo, 28 de noviembre de 2010

BUENOOOOOOO, LO REABRO

Lo reabro, pero todo comentario anónimo será borrado. Y que conste que aún espero que los anónimos den la cara y firmen (aunque estoy bastante segura de quienes son)

miércoles, 17 de noviembre de 2010

FIN DE PUBLICACIONES EN EL BLOG

Gracias a los pesados que comentan cobardemente y anónimamente, he decidido suspender sine die las publicaciones en mi blog.

Y a la última que comentó: "Que et fotin a tu!"

lunes, 15 de noviembre de 2010

MISSING TALIBANIA


Os estaréis preguntando qué carajo es Talibania. Talibania es el fruto de la ingestión de alcohol de dos colgados cordobeses combinada con la estupidez de una niña tonta letona que no sabe que su país es una ex república soviética. Y es también ahora mi nueva patria, por la que ya estoy sintiendo morrinha.

Talibania es una zona autónoma situada al este de Andorra, en la frontera entre Francia y España, y oficialmente aún pertence al Estado español. Sus habitantes, los talibanenses, se trasladaron hace cientos de años desde las montañas de Afghanistán y eran una especie de tribu gitana. En Talibania ni se bebe alcohol ni se toman drogas, sólo se folla. La religión de los talibanenses dice que las mujeres deben practicar el sexo con varios hombres a la vez para lograr cotas mayores de placer y así llegar a un estado espiritual más alto. Las relaciones sexuales habituales son en trío como mínimo. Y además a las prácticas sexuales con más de un hombre se les llama Vanessear (esto en realidad es una expresión real que usan estos dos colgados cordobeses en referencia a una amiga cuando hablan de ir de fiesta hasta muy tarde).

Esto es, mis queridos lectores, lo que le contamos a la letona tonta que creyó TODO lo que dijimos. Luego me preguntó cuál era el máximo de tipos con los que me había acostado a la vez, yo le dije 4 (para ser modesta) y ella me dijo en su inglés con fuerte acento gringo: "Guau! Give me five!"

viernes, 5 de noviembre de 2010

"IROS A VUESTRO PAÍS, TÍO, GILIPOLLAS, COÑO"



Esas fueron las lindas palabras que nos dedicaron a Matt, Irene, la Shegua y sho unos perros flauta malabaristas pseudo percusionistas cuando la camarera de un bar los echó por su propia iniciativa.

Los simpáticos hippy-punkis, además de chorear el último pucho de Matt (=gorronear su último pitillo), improvisaron un concierto de mierda a nuestra verita cuando intentábamos soportar con unos refrescos los 35 grados de la tardecita cordobesa. No sabíamos si intentaban tocar cuarteto, cumbia o ska, el caso es que el sonido no era muy distinto al del taladro de mis vecinos.

Como gente educada y tolerante que somos aguantamos estoicamente el recital, aunque con cara de circunstancias. La señora del bar quizás notó nuestro malestar, o quizás a ella le estaban rompiendo aún más las pelotas...El caso es que se acercó a nuestros nuevos amigos y les dijo de buen rollito que se trasladaran a otro lugar de la plaza (que era grande joder), pero añadiendo innecesariamente algo así como "que están estos clientes españoles", a lo que respondieron con un súper alternativo "pues que se vayan a su país".

Y bueno, luego añadieron unos cuantos improperios en buen español gallego: "¡Tío, coño, gilipollas, tío!"

Lo que no sabemos es a qué país querían que nos fuéramos todos juntos, teniendo en cuenta que éramos una argentina piamontesa, un gabacho-coreano, una catalana que vive en todas partes y una vallekana militante.

MARC Y ERIC FRENTE AL SISTEMA EDUCATIVO

Ya está actualizado el rincón de Marc y Èric. Con frases como "No me gusta el cole, el cole es sólo trabajar y trabajar. A mí no me gusta trabajar", "No me gusta hacer cosas importantes" o "La historia contemporánea terminará con la revolución norcoreana".

















Èric, viajero intercultural y Marc, payaso global














Mar y Èric en plan más intelectual