…porque lo nuestro es pasar…

Blog sin objetivo alguno destinado a ser leído en ratos muertos por nómadas y exiliados de vocación que no saben "quoi faire dans la vie".

domingo, 26 de septiembre de 2010

TANGOS TROMPETEROS

Justo un año después de que Irene consiguiera que la Shegua rompiera a llorar a lágrima viva, al lanzar la frase "Pues... esto es lo que te queda de París" señalando a los amigos que dejaba en la capital gabacha, alguien consiguió abrir de nuevo el grifo de la cordobesa.

Fue el viernes por la noche cuando un trompetista (conocido por diversas habilidades además de tocar la trompeta) tocó un tango con su instrumento y la Shegua tuvo que salir del bar para sonarse los mocos con discreción.

En fin, una noche llena de incidentes en la que descubrí que la llave de mi casa abre la casa familiar de veraneo de los Bosio, en la que la Shegua volvió a fumar sin la asesoría de su coach y se comió todo mi salami, en la que los hombres se mostraron indecisos y se hicieron de rogar y en la que el trompetista se empeñó en pagarme un trabajito audiovisual en especies ofreciéndome a sus músicos.

Para los nostálgicos, tangueros y para la Shegua (con la que por cierto tengo que tomarme un Fernet para cumplir un trato), os dejo uno de los momentos álgidos de la despedida de la Shegua en París.


video

lunes, 6 de septiembre de 2010

FIEBRE DEL MIÉRCOLES NOCHE

Como previa de la murga siempre accidentada de los miércoles por la noche, el Gordo Martín, el profe-gurú de percusión, nos habla de Orishas, nos hace musicar nuestras emociones (creo que me metí en un taller de percuterapia por error), intenta liberarnos de los españoles a través de la música y defiende el cariño gratuito para mejorar el mundo (y todo eso sin tomar más droga que el mate).

Llegada la noche se enciende la hoguera en una calle oscura del Barrio Güemes y empieza la murga que recorre el barrio siempre con ambiente festivo y siempre alterado por algún incidente:

1a semana: un vecino mal follado sale de su casa con la polla al aire y mea en la calle en señal (suponemos) de protesta.

2a semana: un kioskero (el mismo que vende alcohol a los percusionistas) intenta atropellar al grupo y algún descontrolado que sigue a la murga le rompe el cristal del coche. Luego vuelve con 6 maderos con recortadas a intentar identificar al descontrolado que le ha roto el cristal pero no consigue encontrarlo porque ve a todos los "hippies" iguales.

3a semana: un "motochorro" le roba el bolso a una chica en la puerta de su casa y los percusionistas sueltan palos y tambores y corren detrás del tipo pero sólo consiguen agarrarle la capucha.